Saltar al contenido

Conservas de Trufa

Trufas en conserva

Trufas en Conserva

Las trufas en conserva es la solución más eficaz si como clientes o chefs queremos disfrutar y hacer disfrutar de los beneplácitos que nos ofrece la trufa cuando está es degustada fuera de temporada.

trufa blanca triturada

Trufa Blanca triturada 50 Gramos

Conserva de trufa Blanca triturada. ideal para disfrutar del sabor y aromas de la trufa blanca fuera de temporada.

Ingredientes

  • Conserva de trufa blanca triturada
  • Envases de 50 Gramos
  • Contiene trufa blanca triturada y Aceite de Oliva virgen extra
  • Producto Gourmet para todo el año

Trufa Negra entera en conserva

Disfruta del aroma y sabor de la trufa de Verano durante todo el año gracias a estas conservas de trufa de verano. Contiene varias trufas de hasta 18 gramos de peso.

Ingredientes

  • 2 envases de trufas enteras
  • Conservas de trufa de Verano
  • Trufas enteras
  • Peso neto 25 Gramos
  • Peso escurrido 18 Gramos
  • Intenso Sabor
trufa entera en conserva
pack especial de trufa

Pack Gourmet

Esta Cesta de productos gourmet contiene productos especiales de nuestra Tierra, todos los productos de la cesta son de origen español. Con esta cesta conseguirás una experiencia inolvidable.

Contiene

  • Galletitas artesanales Risnak (125 g) de Farinsol
  • Zamburiñas en salsa gallega (111 g) de Conservas Cambados
  • Brandada de bacalao (200 g) de La Cuna
  • Paté de hongos y trufa blanca (200 g)
  • Queso de oveja con trufa negra (400 g)
  • Paté de foie con vino dulce (90 g)
  • Paleta de bellota Guijuelo (100 g)
  • 1 Botella de Itsasmendi 7 2014 (75 cl)
  • Rillettes de pato (130 g)

Conserva de Trufa Italiana Laminada con Aceite de oliva

Trufa de Verano laminada en Aceite de Oliva, De origen Italiana esta forma de condimentar las trufas aporta al aceite de oliva un aroma y sabor trufado muy intenso.

Ingredientes

  • Aceite de trufa de Verano
  • Con Laminas de trufa
  • 90 gramos de peso por envase
  • Origen: Italia
  • Almacenar en un lugar fresco y seco
  • Ingredientes: Trufa negra (Tuber melanosporum Vitt.) 80%, agua, sal

Hay que tener en cuenta que una trufa negra se recolecta en invierno (de diciembre a marzo) y dura solamente en perfectas condiciones unos días a partir de que esta ha sido recolectada, que la trufa blanca se recolecta durante los meses de otoño y que igualmente se ha de consumir antes de un periodo de 10 días y que la trufa de verano se recolecta durante los meses de verano (de mayo a septiembre) y que se ha de consumir antes de que transcurra una semana.

¿Cómo se hace para consumir cualquiera de estas variedades fuera de estas fechas? La conservación de trufas, siempre y cuando consumidor siga las instrucciones, es la solución más eficaz para degustar trufas fuera de temporada.

Sabiendo que su consumo en fresco es el que mayor sabor y aroma ofrece a los platos, las trufas en conserva mantendrán buena parte, aunque no la entera totalidad, de su aroma y sabor.

Precio de las conservas de trufa

El precio de las trufas en conserva, como no podía ser de otra forma, también depende  de la variedad de trufa que se encuentre en conserva, aunque como veremos los precios entre ellas no varían demasiado.

Mientras las trufas negras y las trufas blancas tienen un precio que oscila entre los 3 y los 10 euros los 10 gramos, la trufa de verano tiene un precio ostensiblemente inferior y no suele sobrepasar los 5 euros la cantidad de 10 gramos.

Barato ¿no? Hay que tener en cuenta de que además de que se han perdido algunas calidades gastronómicas, el coste de envío es mucho más barato ya que no requiere de la misma celeridad y trato que imperan las trufas frescas.

Por tanto, nos encontramos dentro de una modalidad de trufas que parece más destinada a un uso y degustación domésticos más que a ser empleado en restaurantes y demás establecimientos.

Dentro de las trufas en conserva nos encontramos con dos variantes más extendidas: Las trufas en frasco y las trufas congeladas.

Las trufas en conserva en gastronomía

Como se ha explicado en el apartado anterior, hay varias formas de encontrar trufas en conserva. Este hecho favorecerá que este singular producto no solamente pueda ser degustado fuera de temporada, sino que además podrá ser ingerido de varias maneras distintas.

Trufas congeladas. Posiblemente la forma más común y eficaz de encontrar trufas en conserva., pues en este estado pueden permanecer hasta 18 meses en óptimas condiciones y con muy poca pérdida de sabor y aroma.  

Trufas en frasco: Son varias las técnicas que podemos encontrar trufas enfrascadas dependiendo de la maduración de la trufa, del tipo de trufa y, por supuesto, del consumo final que se le vaya a dar.

Una forma muy común de encontrar trufas en frasco es en su propio jugo, ya que además de proteger todas las propiedades de la trufa (aroma, sabor, textura, morfología), el mismo jugo ayudará a mantener y dar ese sabor y aroma a la trufa.

Otra forma de encontrar trufas enfrascadas es en licores como puede ser el brandy, el licor de manzana o incluso un vino seco. Lo importante es que el recipiente sea de cristal para evitar que el mismo líquido cale y además sea capaz de mantener las trufas alojadas en inmejorables condiciones.

O en aceite de girasol, en aceite de oliva de baja graduación, aceite de nuez o en aceite de cacahuete también podemos encontrar trufas envasadas.

A diferencia de como ocurre con las trufas congeladas, el periodo de mantenimiento es de 2 años aproximadamente, pero has de saber que a partir de los dos meses una vez haya sido abierto el frasco, la trufa comenzará a secarse y sus propiedades aromáticas desaparecerán. En cambio facilitará muchas más opciones gastronómicas y podrá ser usada para acompañar ensaladas, sopas, guisos, arroces, pastas y carnes.

Trufas Indicum en conserva

Existe otra variedad de trufas que se pueden consumir tanto de forma fresca como en conserva. Son las trufas indicum, originarias de China y que cuentan con el atributo de ser de menor calidad, pues no tienen el aroma ni el sabor de la trufa negra, con la que morfológicamente guardan gran parecido (ojo, alguien la puede vender como trufa negra y hay que fijarse que tiene un tacto más esponjoso).

Estas trufas son candidatas a convertirse en trufas en conserva para uso y disfrute doméstico debido a su bajo precio. Sin embargo hay que tener en cuenta un importante factor, y es que es posible que el jugo donde estén si sea el jugo de una trufa negra que mantendrá el aroma pero nunca el sabor auténtico.